miércoles, 26 de septiembre de 2007

SIT. Clownic, los clones de Tricicle


Seguimos con las Fiestas del Pilar 2007. A parte de la cantidad de conciertos que se nos van a echar encima tanto gratuitos como de pago, estas fiestas son una excusa magnífica para pisar ese lugar, tristemente desconocido por muchos, llamado teatro. Primero tenemos el maravilloso y emblemático Teatro Principal de Zaragoza, que va a ser lugar de peregrinaje para todos aquellos que quieran pasar un rato entretenido con las actuaciones de una muy moderna Fama, inspirada en la película de 1980 de Alan Parker (director de la magistral El muro de Pink Floyd), y luego convertida en serie de televisión. El musical estará desde el 4 de octubre hasta el 21 del mismo mes, y aunque a servidor le gusten más otra serie de musicales, puede que se acerque a oir aquello de: "la fama cuesta, y aquí es donde vais a empezar a pagar, con sudor". Y después, del 27 al 30 podéis ver Luces de bohemia, aunque la representación que yo vi me decepcionó un poco por la imposibilidad de plasmar con exactitud las escenas del libro.

Pero a lo que vamos. Que no quería anclarme en hacerle publicidad al Teatro Principal, sino al Teatro del Mercado. Porque es aquí donde viene Clownic, la segunda compañía de Tricicle, creada en 1989 para las actuaciones en el extranjero. Estos tres humoristas, que poco tienen que envidiar a los grandes maestros del humor gestual, traen Sit, estrenada por Tricicle en el 2005, donde explican los mil y un usos de las sillas normales y corrientes, con un sentido del humor absurdo, irónico, ingenioso y extravagante. La silla se convertirá en un actor más, y se detallará su relevante presencia a lo largo de la historia, pues puede sentirse orgullosa de haber estado como bien dicen ellos "en equitativos tratados de paz, suculentos ágapes, agradables charlas, espectáculos divertidísimos, duras sentencias, largas esperas y apasionados amoríos". Toda esta singular biografía vendrá contada de la mano de Los Chairwood, unos personajes inventados que utilizaron la silla para sentarse y para otros usos menos usuales.

A la espera de Garrick, la nueva obra de los Tricicle (que en un par de años interpretará Clownic), no es mal pasatiempo pasarse por el Teatro del Mercado, entre el 2 y el 21 de octubre, si no se pudo disfrutar en su momento de los Tricicle en el Teatro Principal. Tomadlo como una segunda oportunidad y no como la imitación sin chispa de la obra original, porque si no se dice que estos tres genios no son los de verdad, es posible que más de uno salga del teatro sin haberse dado cuenta.

Creo que no hay mejor manera de despedirse por hoy que como se despidió Edmund Kean (actor inglés de principios del XIX) antes de morir: "morir es fácil, lo difícil es hacer comedia".

2 comentarios:

Reverendo Gore dijo...

Deja de vendernos cosas de las fiestas del Pilar. Parece que han compensado la ausencia completa (sí, ¿qué pasa? No merece la pena ninguno) de propuestas interesantes musicales con obras de teatro y/o/u humor. A falta de Tricicle...Clownic, ¿Zaragoza es extranjero pues?

*AdRi* dijo...

Oh! De todos esos eventos, voy a Fama. Así que cumpliré, algo, lo de visitar el teatro. Me apetecería también asistir a Luces de Bohemia, creo que es algo que hay que ver, pero bueno, mi presupuesto no da para mucho, ando escasa! Así que lo dejaré para otro año. Y Tricile me encanta, me parecen divertidos y cómicos. Pero ya digo, no doy a basto.

Ya veré que termino haciendo ;)
Un besooo!