jueves, 30 de octubre de 2008

DÍA DE LA RADIO. "¿No hay nadie ahí? ¿nadie?"

"Hace 70 años...".


Hoy todos los periódicos comienzan su sección de cultura con esta frase. Rememoran el acontecimiento más importante de la historia de la radio: "La Guerra de los Mundos de H. G. Wells, retransmitida por Orson Welles". Todo el mundo sabemos a día de hoy qué pasó hace 70 años: Welles adaptó el texto de Wells para la radio de manera tan tenebrosamente real que la gente acabó por creérselo.

La retransmisión, que acabó con un aplastante "¿No hay nadie ahí? ¿nadie?", hizo estremecerse hasta al propio Hitler, y va a poder volver a estremecer a toda España esta noche en casi todas las cadenas de radio españolas. Gracias a este revival, el día de hoy ha pasado a convertirse en El Día de la Radio, auspiciado por los profesionales del medio que se inclinan en señal de reverencia ante un maestro que reinventó la radio y la elevó a la categoría de arte. Un arte que debe ser tomado como tal y para ello hay que trabajar. Decía Josep María Pou en una entrevista en Buenafuente: "la radioteatro ha muerto, y tiene que volver a nacer".


El bautizo del retoño será esta noche, 30 de octubre, en todas las radios a las 21.00. Olvidad todo lo que sabíais sobre la radio y disfrutad de los angustiosos momentos de un "¿No hay nadie ahí? ¿nadie?" en la noche de Hallowe'en. Yo estaré ahí para verlo.

4 comentarios:

Chic dijo...

Se supone que el periodismo tiene un misterioso pacto de veracidad con el espectador y que por eso las cosas funcionan. No acabo de comprender que se celebre el día de la radio el día en que ese pacto se rompió.

Isbac dijo...

Ese pacto se había roto basantes años atrás. Es más, por este mismo motivo el señor Welles retransmitió la guerra de los mundos a través de la radió, para demostrarle a la gente y a los propios medios el poder que tenían entre manos... Un poder enorme que nadie debería haber utilizado jamás para mentir o buscar su propio beneficio. Pero como todos sabemos ahora ya es demasiado tarde para todo eso, pero por lo menos podemos darle las gracias al señor Orson Welles por habernos alertado y puesto sobre aviso de lo que puede llegar a pasar si el mundo del periodismo es usado con malas artes.

Ese día no se rompió el pacto, ese día se aviso al mundo de lo que puede llegar a pasar cuando el pacto se rompe.

Freud-Seraphin Stanlake dijo...

Gracias a los dos.

Todas las opiniones son bienvenidas.

Adri dijo...

Yo no hablaré de pactos, pero sí de la repercusión que aquel programa tuvo en EEUU (y en el resto del mundo, tanto entonces como ahora)

Me gustaría saber si ese programa, el que retransmitió Wells por aquel entonces, se puede volver a escuchar para poder intuir qué sintieron tantas personas para creerse la historia de La Guerra de los Mundos ¿tanto proyectó la voz? ¿tantos giros vocales y pensamientos al hilo de la mente pudo decir para darle tanta 'veracidad' a aquel relato? ¿qué lenguaje o palabras utilizó para hacer creíble esa historia?

Quizá algunas de esas preguntas, no tengan respuesta; pero otras, seguro que sí, y puedo estar segura de que por algunas de esas razones se decidió establecer ese dia como el día de la Radio.

Con algo habrá que rememorar semejante momento ¿no?

;)