domingo, 5 de octubre de 2008

DIARIO DE SITGES: Día 3 y 1/2: Aclaración del Día 3

Tras la respuesta de Nicolás López a mi crítica a su película Santos he de explicar lo siguiente:

"ES CIERTO, NO HUBO UNA MASA DE GENTE HUYENDO DE LA PELÍCULA. COMETÍ EL ERROR DE MULTIPLICAR EL NÚMERO DE PERSONAS QUE SALIERON DE LA SALA. NO QUIERO SER EL TÍPICO PERIÓDICO QUE DICE QUE FUERON UN MILLÓN DE PERSONAS A LA MANIFESTACIÓN.

SE FUE GENTE, SÍ. MÁS DE TRES, ESTOY CASI SEGURO DE QUE TAMBIÉN. PERO ESO, QUE SEPAN TODOS ESOS "PERIODISTAS SUBNORMALES" QUE TITULEN SIN DOCUMENTARSE QUE LA PELI ES MALA, PERO QUE LA GENTE AGUANTÓ".


Gracias Nicolás López por tu sentido del humor.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajaja
vale, gracias!
Y fueron tres. No casi, seguro. De tres a la mitad de la sala hay un mundo, chaval. En fin. Gracias por la difusion y suerte con tu blog, muy divertidas las epistolas virtuales.
Y recuerden, vayan a ver Santos. Le gusto a Jodorowsky y Harry Knowles y no le gusto a Freud Serahin Stanlake. Que no se puede agradar a todo el mundo, niñines.

Martín dijo...

¡Qué difícil es a veces aceptar una crítica negativa!

Es cierto que Serafín ha utilizado la hipérbole como recurso literario para enfatizar sus propias sensaciones, que esa hipérbole ha podido ser un poco desmesurada, pero el mensaje que quería transmitir es lo más importante del artículo, y eso ha quedado muy claro.

Hay formas y formas de decir las cosas, estoy completamente de acuerdo, si quieres nadar y guardar la ropa las críticas de cualquier trabajo ajeno tienen que ser más técnicas que otra cosa y dentro de unos cánones aceptados por todos. Pero ese tipo de crítica, para muchos nos resulta demasiado descafeinada. Se agradece la frescura y la desinhibición que Serafín plasma en sus escritos, evidentemente este estilo no será muy bien recibido por algunos, pero la gente de la calle, la que desconocemos todos los detalles técnicos, lo entendemos perfectamente.

Que la máxima preocupación del responsable del trabajo sea si han abandonado tal o cual cantidad de personas, me parece una inquietud bastante pobre. Es cierto que no se puede dar gusto a todo el mundo, pero imagino que el objetivo final será atraer la mayor cantidad de público posible, el público normal y corriente que paga su entrada. Y Serafín se acerca bastante a la opinión de ese tipo de gente, puede doler la forma que dice las cosas, pero lo hace de forma que le entendemos todos.

También quiero rescatar lo dicho en el comentario del “anónimo”. Responsabilizar al autor del artículo de lo que pueden hacer otros “subnormales periodistas” con su contenido. Sólo faltaba, tener también la culpa de lo que otros puedan escribir.

A título informativo y como consecuencia de esto, he buscado información de la aceptación de la película, vease http://www.filmaffinity.com/es/film560425.html , la puntuación media de los que han votado es 2,2 sobre 10, también es cierto que no ha sido mucha gente, pero yo que el director estaría atento a cómo van los resultados de esta encuesta.

Martín dijo...

Otro detalle que se me olvidaba.
Niñines como Seraphin son los que pagarán religiosamente su entrada cuando la peli se encuentre en las salas. ¿A caso Jodorowsky y Harry Knowles aflojaron el bolsillo para visionarla?.

Un poquito de humildad y respeto al público destinatario del servicio no viene mal para valorar el resultado de un trabajo, sea en el cine o en cualquier empresa.

Anónimo dijo...

Lo qua ha hecho usted me parece una falta de respeto al director.
Nicolas es un artista como muchos más y no me parece bien que le tartes asi.