miércoles, 1 de abril de 2009

HOUSE. Capitulo 100. The Greater Good

Los fans de la serie House estábamos ya un poco hasta los huevos de que la serie se estuviese convirtiendo en un puto culebrón. Que si Trece está malita, que si Foreman la quiere, que si Caddy no puede con todo, que sí, que vale. Y eso que ya nos libramos del culebrón eterno de Wilson y su novia. Parece que no se dan cuenta de que los fans de House no vemos la serie por las puñeteras historias secundarias que duran capítulos y capítulos, porque estamos hasta las narices de que las alarguen hasta el infinito (sólo Twin Peaks y Los Soprano sabían hacer eso), sino por los diálogos, por el guión, por el Personaje de House con mayúsculas.

No nos importa que siempre se equivoque al principio para acabar dándose cuenta del resultado mientras está haciendo algo aparentemente intrascendente. Tampoco nos quejamos por que se hayan acomodado en una estructura de guión que no abandonen ni de milagro. Pero lo que no podemos tolerar son los putos culebrones y la musiquilla tonadillera de culebrón barato. House no se lo merece, joder.

Por eso, este capítulo 100 ha sido un regalo. Por fin un guión como los de la primera temporada o los de la primera parte de la cuarta. Por fin unos diálogos magníficos y un protagonismo de Wilson sin necesidad de meterlo en camisas de once varas. No sé a qué guionistas han reunido ni cómo les han amenazado para que no salgan del estudio hasta que se les haya ocurrido un buen capítulo. Pero por el amor de House, que sigan así, y podré volver a estar orgulloso de seguir la serie.


2 comentarios:

Adri dijo...

Cien!! Cien!! ya son CIEN!!
uf...

Anónimo dijo...

que de acuerdo estoy contigo. Esto cada vez mas parece anatomía de grey. Suerte que de vez en cuando van soltando perlas. El del cura sin fe tampoco estuvo nada mal.